breaking news

El Ara San Juan tenía que ingresar a los talleres de reparación en 2018

El Ara San Juan tenía que ingresar a los talleres de reparación en 2018

diciembre 4th, 2017
INTERES GENERAL

Mientras continúan los operativos de búsqueda del submarino argentino Ara San Juan, desaparecido el 15 de noviembre con 44 tripulantes a bordo, una versión periodística difundida hoy dio cuenta de la existencia de un documento en el que se indica que el navío debía ingresar a los talleres de reparación en el 2018.
Se trata, según publicó un matutino porteño, de un informe que emitió la Marina después de que el Ara San Juan presentó una falla documentada el 5 de septiembre que consistió en el ingreso de agua al interior del buque a través de un snorkel, un incidente similar al que reportaron los marineros la noche antes de que se perdiera toda clase de contacto.
En el documento confeccionado por la Armada en Puerto Belgrano se habla de un desperfecto “no extraordinario” para una nave de tales características, y que gracias un “piletón” interno el agua fue retenida y no alcanzó a tomar contacto con las baterías.
A raíz del percance, pese a que no derivó en situaciones de ninguna gravedad para el Ara San Juan ni representó mayores inconvenientes para los submarinistas, se sugirió en el reporte el ingreso a reparación del navío en el 2018.
Este documento interno llegó a manos de las las autoridades nacionales, entre ellas el ministro de Defensa, Oscar Aguad , recién en los últimos días, como parte de los resultados de una investigación pedida por el Gobierno hacia el interior de la Marina.
Según fuentes navales que se refirieron a dicha información, no existen conclusiones determinantes, aunque los inconvenientes reportados en el snorkel llevaron a recomendar que el submarino fuera sometido a revisión en el 2018.
De hecho, el Ara San Juan realizó posteriormente otros viajes sin registrar problemas e incluso fue revisado en Ushuaia durante 48 horas previo a realizar el último viaje con rumbo a Mar del Plata.
Sobre el incidente de septiembre se conoció además que la “falla” en el snorkel reportada por el Ara San Juan fue bien recepcionada por la base de la Marina en Puerto Belgrano. Incluso las señales fueron recibidas en la base de Mar del Plata. Pero lo que se cuestiona y genera interrogantes por estas horas entre las autoridades es que después de ese evento la Base Puerto Belgrano no elevó el informe a la jefatura de la fuerza sobre las sugerencias de reparaciones.
En la noche previa a la desaparición, más precisamente a las 23.42 del 14 de noviembre, el capitán a cargo del buque, Pedro Fernández, reportó un llamado de atención por una falla en el snorkel, según consta en las actas de la Base Naval de Mar del Plata. Al parecer había ingresado agua a las baterías, lo cual Fernández informó -en términos de merineros- como una “novedad” que se habría producido “en plan snorkel”.
Ya a las 0.30 del miércoles 15 el submarino volvió a comunicarse con la base de destino para dar su ubicación, y unos 50 minutos después mantuvo una nueva comunicación en la que “confirma avería en proa, plano snorkel” y se dispone “circuito dividido”, posiblemente para aislar el sector de las baterías afectado por una entrada de agua. Este último punto acerca de la afectación de las baterías, es una de las hipótesis que cobró fuerza cuando se conoció que el submarino pudo haber explotado.
La penúltima comunicación desde el Ara San Juan fue reportada a las 6 para especificar que la avería fue subsanada. El mensaje fue “Tripulación sin novedad”. Mientras que el último contacto se produjo a las 7.30 para reportar que el submarino navegaba a 5 nudos.

Deja un comentario