breaking news

Informe de la UCA: cada vez más personas dicen sentirse deprimidas e infelices

mayo 24th, 2019 | by FM RIO
Informe de la UCA: cada vez más personas dicen sentirse deprimidas e infelices
MACRI PRESIDENTE
0

El Observatorio de la Deuda Social advirtió sobre los efectos perniciosos de la crisis económica en la salud de los argentinos. Crecieron los casos de depresión, y ansiedad al tiempo que aumentó la infelicidad.
La crisis económica y laboral impacta de manera directa en la salud de los Argentinos. Así lo reveló un informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA que analizó las consecuencias cualitativas de la crisis.
El informe “La mirada en la persona como eje del Desarrollo Humano y la integración social” advierte que en 2018 más argentinos aseguraron sentirse deprimidas e infelices en comparación a 2017. Además, a más bajo estrato socioeconómico, peores son los resultados.
El trabajo evalúa el período 2010-2018 y entre el comienzo y el final de la serie se registra una duplicación en la cantidad de personas que dijeron tener una percepción negativa de su estado de salud (incluyendo las dimensiones física, biológica y psicológica).
Mientras en 2010 el 7,5% de los consultados mostró una percepción negativa de su estado de salud general, 8 años más tarde esa cifra llegó al 15,7%.
A la hora de centrarse sólo en el malestar psicológico (expresado en síntomas de ansiedad y depresión en las personas) también se registró una suba a lo largo de toda la serie de casi tres puntos porcentuales pero que tuvo uno de sus saltos más grandes entre 2017 y 2018 cuando pasó de 18,7% al 21% de los consultados que dijeron sentirse deprimidos y/o presentar síntomas de ansiedad.
Entre quienes pertenecen a los estratos socioeconómicos más bajos la depresión alcanza al 33,1% de los consultados mientras que baja al 17,2% entre los de mayor recursos económicos.
“En 2018 el 21% de los entrevistados dice sentir inquietud, agitación, desesperanza, tristeza, cansancio y nerviosismo” indica el informe de la UCA y advierte: “Específicamente, quienes sufren mayores carencias a nivel estructural y laboral, han percibido mayores problemas de salud y sintomatología ansiosa-depresiva. En relación a las características individuales, los adultos mayores demuestran mayor déficit de estado de salud y las mujeres mayor sintomatología ansiosa y depresiva”.
La felicidad también fue considerada y registró un cambio de tendencia: mientras de 2014 a 2017 el nivel de infelicidad venía bajando, en 2018 volvió el malestar registrado al comienzo de la década, con un 13,6% de personas que se consideraron “poco o nada” felices.
“Sentirse poco o nada feliz aumenta a medida que desciende el estrato socioocupacional, el nivel socio-económico y la condición residencial de la población” indica el informe y detalla: “Así, los que peor condición laboral y educativa tienen llegan a valores mayores al 20%, en tanto sólo un 5% aproximadamente de los encuestados del estrato medio profesional se sienten infelices. El doble de los individuos pobres manifiesta sentirse poco o nada feliz al ser comparados con los que viven en hogares con mejores ingresos económicos”.

Deja un comentario