Cumbre del Mercosur: Mondino exhortó a los países del bloque a modernizar la integración regional y abrirse al mundo con negociaciones novedosas

Política & Economía

Cumbre del Mercosur: Mondino exhortó a los países del bloque a modernizar la integración regional y abrirse al mundo con negociaciones novedosas

La Canciller Diana Mondino participó hoy en la ciudad de Asunción de la Cumbre de Presidentes del Mercosur, junto a mandatarios y altas autoridades de la región. En la sesión plenaria, durante la cual la República del Paraguay hizo el traspaso de la Presidencia Pro Témpore a la República Oriental de Uruguay, la Ministro ratificó el compromiso a la Argentina con el bloque y dejó en claro la posición de nuestro país respecto a la actualidad del Mercosur.
Lamentó, en primer lugar, “que no haya sido posible alcanzar el consenso final para adoptar el proyecto de comunicado conjunto de los Estados Partes y Estados Asociados al que todas nuestras delegaciones dedicaron altas horas y esfuerzos para reflejar las posiciones de todos y cada uno de nosotros. Ha sido un ejercicio pragmático y verdaderamente constructivo, se estuvo cerca del consenso cuando gran parte del texto estaba prácticamente acordado. Todos debemos ser escuchados”. Y agregó que “el valor agregado de este tipo de encuentros radica precisamente en el intercambio de puntos de vista, lo que lejos de constituir un problema, tiene que ser aceptado como una sana práctica, en beneficio de todos sus miembros”.
Luego de valorar y agradecer la tarea emprendida por las autoridades paraguayas en los últimos seis meses, Mondino aseguró: “Estamos en un mundo convulsionado. Aun así se han alcanzado a nivel mundial unos 300 acuerdos comerciales. Creemos firmemente que la mejor forma de enfrentar los desafíos globales es promover las ideas de libertad. Para la Argentina se acabaron las ambigüedades. Creemos en el respeto y resguardo del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión, en defensa del derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad privada. Ello implica el respeto de la voluntad popular como innegociable. Ningún golpe de estado ni ataque a la democracia es aceptable”.
“Un sistema económico basado en la libre empresa es la única herramienta con la que contamos para terminar con el hambre, la pobreza y la indigencia. Es el objetivo de todos. Creemos que el mercado es un proceso de cooperación social, donde hay intercambios voluntarios”, explicó.
En ese marco, la Ministro destacó que “tenemos un MERCOSUR con exceso de regulaciones, que se cerró en sí mismo, un MERCOSUR que, con el argumento de erigirse en una ‘barrera protectora’ frente a las importaciones desde terceros mercados no hacía más que limitar sus propias exportaciones, lesionando el sistema de equilibrio general que subyace al intercambio comercial. Pasamos de “crear” comercio a “desviarlo”. Lo que es peor aún, nuestra unión es una unión aduanera bastante imperfecta”.
En igual sentido afirmó que “el MERCOSUR dejó de ser entonces una válvula de escape para volverse un corsé que nos inmoviliza, que no hace más que magnificar los problemas domésticos. Debemos tener, como dijo el Presidente Santiago Peña, perseverancia y flexibilidad”.
“Sé que la situación de la Argentina es muy particular, y no teníamos autoridad moral para criticar un Mercosur cerrado, porque nosotros como país estábamos extremadamente cerrados. En pocos días se cumplirán siete meses desde que asumimos. Argentina había creado un sistema dañino e control de importaciones, y terminamos con una inflación viajaba a un ritmo del 17.000% anual, El último índice fue del 3,5%, es decir, el equivalente al 50% anual, sin mencionar el disparate del Banco Central”.
Luego de enumerar el panorama de la economía al asumir el Gobierno del Presidente Milei y los logros políticos y económicos impulsados, la Canciller sostuvo: “Argentina ha iniciado un proceso de reforma del Estado. Hemos alcanzado el equilibrio financiero y aumentamos la ayuda a lo más necesitados. Y nunca desconocimos nuestras deudas. Les comparto esto porque nuestro objetivo es abrirnos al mundo y creemos que el Mercosur podría ser el camino”.
“Debemos terminar con las barreras arancelarias. Nuestro inició un trabajo detallado, casi un censo, de todas esas barreras dentro del Mercosur que se deben eliminar o modificar para mejorar los flujos comerciales intrazona, y desde allí integrarnos y con el resto del mundo”, dijo la Ministra.
En términos de integración energética, Mondino enfatizó la necesidad de “avanzar en el intercambio de recursos hidrocarburíferos convencionales y no convencionales, tanto a través del tendido de una red de gasoductos como de proyectos de Gas Natural Licuado; en avanzar en proyectos mineros, en particular litio, cobre y Elementos de Tierras Raras”. Además, puntualizó “la importancia de la integración fronteriza y de promover inversiones del sector privado en el transporte marítimo y fluvial en nuestra región, y lo mismo respecto a la política de “cielos abiertos” en materia de transporte aéreo, tanto de pasajeros como de cargas, con vistas a reducir los costos logísticos”.
Asimismo, puso de relieve que si el bloque regional “piensa en el futuro debe integrarse a un proceso tecnológico, y ahí tenemos barreras entre nosotros. Nuestro esquema de integración debe ser una plataforma ágil y dinámica de inserción internacional y para ello hemos presentado una propuesta integral a nuestros socios que hemos denominado aggiornamento del MERCOSUR”.
Y detalló que esa propuesta tiene tres pilares: “Primero un aggiornamento institucional del MERCOSUR, que le permita adaptarse en los procesos de toma de decisiones y organizar los múltiples fondos, grupos; hay que organizarlos para una mayor agilidad y coherencia. Segundo, un aggiornamento financiero que garantice un uso racional y prudente de los recursos de los Estados Partes, con una reforma integral de la estructura institucional del MERCOSUR, porque quién decide en qué y cómo se gasta no puede quedar a la deriva, debe haber decisión colegiada y auditorías. Y tercero, un aggiornamento de las relaciones externas del MERCOSUR. Hay una relación directa entre la paz, el comercio y la prosperidad. Todos sabemos que no hay prosperidad económica sin comercio libre, y que no hay comercio libre si no hay paz”.
En línea con eso, explicó que “hasta ahora el MERCOSUR no ha logrado convertirse en un instrumento de acceso a los grandes mercados externos. No hemos podido -a veces por la posición de terceros, a veces por nuestras propias decisiones- alcanzar acuerdos preferenciales con países o bloques que hoy se inscriben en las corrientes comerciales más dinámicas a nivel global. Estamos en negociaciones con la UE, pero también EFTA, Singapur, con muchos de los países aquí presentes, Asia, países que se han acercado a nosotros: Japón, Malasia, Indonesia, Emiratos Árabes, por lo cual proponemos una forma novedosa de negociación, más rápida”.
Sobre el final, la Ministro exhortó a lograr “un MERCOSUR voraz, con esteroides; estos 30 años donde no se avanzó mucho se deben terminar”, y puso como ejemplo “dar una clara señal de nuestro compromiso en cerrar la negociación con la Unión Europea, no llevemos nuestra contradicciones a la otra parte. Ya demostramos nuestra firme decisión de alcanzar un acuerdo equitativo y mutuamente beneficioso”.
Para concluir, Mondino citó la Constitución argentina, que en su preámbulo establece “la firme decisión de asegurar los beneficios de la libertad, para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino. Estas mismas ideas también están plasmadas también en las Cartas Magnas de los demás Estados Partes. Por eso entendemos que son esas ideas de la libertad las que deben ser nuestra hoja de ruta para dejar de ser un MERCOSUR chiquito, protegido, miedoso, una hoja de ruta para alcanzar, parafraseando a nuestro próximo Presidente Pro Tempore, mi estimado Lacalle Pou, un MERCOSUR más flexible, un MERCOSUR más moderno”.

Subir