spot_img

Alberto Fernández se reunió con funcionarios e intendentes del conurbano

Tras finalizar su agenda en el municipio de Almirante Brown, el presidente Alberto Fernández se reunió este martes con funcionarios e intendentes del conurbano.
El encuentro se realizó en el aeroclub de Longchamps, en un almuerzo del que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.
También lo hicieron el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de Bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, y la candidata a diputada nacional bonaerense Victoria Tolosa Paz.
Los intendentes que asistieron fueron los de Ensenada, Mario Secco; de Berisso, Fabián Cagliardi; de Quilmes, Mayra Mendoza; de San Vicente, Nicolás Mantegazza; de Cañuelas, Marisa Fassi; de Ezeiza, Alejandro Granados; de Florencio Varela, Andrés Watson; de Punta Indio, Hernán Yzurieta, y de Almirante Brown, Mariano Cascallares.
Tras el almuerzo, Alberto Fernández se trasladó a la Residencia de Olivos, mientras Cafiero y Massa se dirigieron a Casa Rosada, acompañados por los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.
Los intendentes de la Tercera no dejaron escapar la posibilidad de hacerse oír ante un Presidente de la Nación presto a escuchar. Reclamaron dinamizar la economía, inyectar dinero en el bolsillo de la gente y medidas económicas para revertir el humor social.
Lejos de la mirada utópica de los que piden “radicalizar” al Frente de Todos frente a una supuesta “tibieza” del Jefe de Estado, el mandato que más se oyó fue de pragmatismo puro, lo cual significaría chocar con la ortodoxia fiscal que propone el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien pilotea la difícil tormenta de la deuda que dejó el macrismo.
Más temprano, en Almirante Brown, el Presidente encabezó el acto de puesta en marcha de 25 obras públicas en 14 provincias y visitó la fábrica de envases Ball en el parque industrial de Burzaco, donde los directivos de la empresa le anunciaron una inversión de 60 millones de dólares y la generación de nuevos puestos de trabajo.