7.8 C
Buenos Aires
sábado, junio 25, 2022
spot_img
spot_img

Deportaron al capo narco de la Villa 1-11-14 «Marcos» Estrada González

Durante el transcurso de la madrugada de este miércoles , y en medio de un fuerte hermetismo, policías de la División Asuntos Migratorios de la PFA, hicieron efectiva la expulsión del territorio nacional de quién durante años dominara a sangre y fuego el narcotráfico en la Villa 1-11-14.
Su expulsión había sido dispuesta en mayo, pero los datos del día en que se iba a realizar el operativo fueron mantenidos en secreto debido a que -según los investigadores- “Marcos cosecha lealtades y enemigos por igual”. Esta situación llevo a que se evaluaran los riesgos dentro de un abanico que iba desde intentos de fuga hasta atentados en su contra.
De este modo, ocho móviles con efectivos federales -entre los que se hallaban detectives de la División Asuntos Migratorios e integrantes del grupo especial GEOF- se hicieron presentes en el Complejo Penitenciario Federal 2 de Marcos Paz con el objeto de retirar a “Marcos” y trasladarlo hasta el Aeropuerto de Ezeiza.
Sin embargo, instantes antes de la partida y con el objeto de evitar posibles filtraciones, los federales realizaron un cambio de último momento. Aterrizaron un helicóptero en el Penal y subieron a Estrada González custodiado por oficiales de brigada y efectivos del grupo GEOF. De esta manera, el capo narco fue trasladado en cuestión de minutos hasta el aeropuerto de Ezeiza, donde finalmente -también bajo custodia federal en vuelo- fue expulsado del país hacia Perú.
Para “Marcos” el comienzo del fin ocurrió a partir de 2014, cuando la Dirección Nacional de Migraciones canceló la «radicación permanente» de la que gozaba, «declarando irregular su permanencia en el territorio nacional», ordenando su expulsión del país y prohibiendo su reingreso «con carácter permanente».
Sin embargo, la expulsión no podía ser efectivizada porque se encontraba en un procesos judicial. e todos modos su suerte estaba echada. Con el tiempo, “Marcos” recibiría de parte del Tribunal Oral N°3la pena unificada de 24 años de prisión por los delitos de “narcotráfico y acopio de armas de guerra”.
Hasta ese momento, “Marcos” había intentado a través de sus defensores y mediante distintas estrategias ser expulsado del país. Es que para él, y según surge de diversas investigaciones llevadas a cabo por la PROCUNAR a cargo del Dr. Diego Iglesias, la cárcel no era impedimento para seguir comandando su organización a través de directivas que daba a las visitas que recibía en el penal.

- Advertisement -spot_img

Más Noticias