breaking news

Una novela de 1981 habla de un virus similar al coronavirus originado en Wuhan

febrero 25th, 2020 | by FM RIO
Una novela de 1981 habla de un virus similar al coronavirus originado en Wuhan
INTERES GENERAL
0

La novela “Los ojos de la oscuridad” (The Eyes of Darkness), publicada en 1981 por Dean R. Koontz, narra la aparición de un arma biológica llamada “virus Wuhan-400”. El sugestivo parecido con el coronavirusno solo se relaciona con que la historia relaciona al lugar donde se originó el brote, sino que cuenta una historia ocurrida “alrededor del año 2020”.
La ficción muestra una instalación militar china en las afueras de Wuhan, donde el laboratorio RDNA crea un virus para ser utilizado como arma biológica y los civiles pronto se enferman de manera accidental.
Como no podía pasar, varios usuarios de redes sociales salieron a marcar la “profecía” de Koontz.
En su novela, Christina Evans intenta determinar si su hijo Danny falleció durante un viaje de campamento o si, como sugieren los mensajes sospechosos, sigue con vida. Al final, lo rastrea en una instalación militar donde está detenido tras haberse contaminado con microorganismos creados en el laboratorio de Wuhan.
Curiosamente, el Instituto de Virología de Wuhan alberga el único laboratorio de bioseguridad de nivel cuatro del país asiático, que es la clasificación más alta de laboratorios que estudian los virus más mortales, y está localizado a solo 32 kilómetros del epicentro del brote de coronavirus.
A comienzos de febrero, se viralizó la teoría conspirativa respecto a que el Covid-19 fue creado en un laboratorio de armas químicas de Wuhan y algunos medios, como Washington Times y Daily Mail se hicieron eco. El medio británico inclusive tomó la idea de la novela sobre fallas de seguridad que tuvo en el pasado el Wuhan National Biosafety Laboratory.
Sin embargo, el profesor de biología química Richard Ebright le explicó a Reuters que “según el genoma y las propiedades del Covid-19, no existen indicios de que se trate de un virus diseñado por el hombre”.

Deja un comentario